Tercera visita de LEE RANALDO. El ex Sonic Youth se presentará el 20 de diciembre en el Xirgu. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - BAD RELIGION mete doblete el 7 y 9 de noviembre en FLORES. - Los JAIME SIN TIERRA vuelven luego de 12 años con dos fechas en La Trastienda, el 12 y 13 de diciembre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As. contacto

LIBERATE Y BAILA


Mamá Perfecta
2012
Por: Facundo Miño
UN PASO GIGANTE

El tercer disco de la agrupación sanjuanina Mamá Perfecta huele a invitación. Es una incitación hedonista a sumergirse en la pista de baile al calor del soundsystem y del dancehall, tendencias derivadas del reggae que no encuentran en nuestro país el espacio que consiguen en otras latitudes: allí se erigen como monarcas del sonido actual, aquí todavía presentan un desarrollo embrionario.

Si en la Argentina la variante roots más clásica es dominate, los cuyanos pretenden introducir otras cadencias, otros registros y otros colores. El cóctel de 14 canciones que ofrecen en Liberate y bailá es vertiginoso y energético. Trabajado a dos voces (Marcos Ordán y Cristian Espejo), intercala fragmentos en castellano e inglés que son escupidos como si se tratara de proclamas y en forma de latiguillos muy efectivos. Pero no hay referencias rastafaris, recurren al imaginario jamaiquino en términos estrictamente musicales. El soundsystem (la tradición de cantar sobre pistas pregrabadas), los selectores (Djs que se encargan de tirar las pistas para que los cantantes muestren sus cualidades), el dancehall (subgénero, versión acelerada del reggae mezclado con hip hop), aparecen nombrados en diferentes tracks. No sólo los mencionan, también los ejecutan. En “Big time” o en “No hay prisa”, por ejemplo, incursionan en el rub a dub, cuyo máximo referente en la escena local es Dj Nelson.

De todas maneras, el contagioso estado festivo de Mamá Perfecta no debiera ser confundido con vivir en las nubes. Su habitual observación sobre cuestiones sociales más espinosas y complejas tiene también su lugar en canciones como “La queja”, “In front of violence” o “Dentro de uno”. Simplemente pareciera existir una idea de priorizar el festejo. Porque en definitiva, la vida no puede reducirse a luchar y resistir. Necesariamente deben existir otros momentos de disfrute, de diversión, de liberarse y poder bailar sin complejos.

Bajo esa idea madre, el nuevo álbum se postula como el candidato ideal para escuchar en la previa de alguna salida para ver shows o en la mejor elección para explorar sonidos asociados a la isla bonita no tan difundidos en nuestro país. Si antes de la flamante edición lograban destacar entre la infinita cantidad de bandas reggae, Liberate y bailá profundiza el sendero que la banda eligió y constituye un enorme paso adelante en su ya interesante discografía.