No hay agenda que alcance este 2018, viene NICK CAVE & THE BAD SEEDS también, el miercoles 10 de octubre en el Malvinas. - JAIME SIN TIERRA nuevamente toca en Buenos Aires, pero esta vez en el Teatro Vorterix. La cita es el miercoles 12 de diciembre y las entradas ya están a la venta. - PETER HOOK & THE LIGHT vuelve al Teatro Vorterix el martes 9 de Octubre, mientras que NEW ORDER el viernes 23 de noviembre a Obras. Fans de Joy Division de parabienes. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - Los californianos THEE OH SEES vienen a Buenos Aires el viernes 23 de noviembre. El show es en el teatro Xirgu. contacto

PUNK DE FOGÓN


Billordo
2016
Por: Fernando Stefanelli
Punk de Fogón es el nuevo disco (número once en su cuenta) de Billordo. En particular es el sexto desde su actual etapa anti folk y lo muestra volviendo a un formato de grabación más tradicional, dejando de lado el hyper lo-fi de Revoltoso Anti-Folk y Es Emocionante Fracasar (ambos de 2015), registrados con un celular en una sola toma. Ahora los cuatro temas fueron grabados en territorio amigo: es decir el estudio High Gain de los hermanos Penayo (integrantes Alumbra), en Gonzalez Catán y de donde han salido varios de los anteriores.

En lo que respecta al disco en particular, las canciones están hechas por y para ser tocadas en las cada vez más largas giras que emprende el oriundo de La Plata en plan trovador anti folk punk. Las letras son breves y simples, y describen situaciones como si fueran pincelazos a un lienzo, basadas en los tópicos de siempre: corazones rotos, el camino de la independencia, la ruta y la familia como ese refugio que siempre va a estar. En cuanto a la música, se repite el concepto: la criolla rasgada con pulso punk y algún acompañamiento menor (palmas, teclados, pandereta, etc.). En términos futbolísticos sería "fuerte y al medio", pero en esta ocasión grabado de forma más "tradicional".

Como curiosidad, el último tema de los cuatro, "Mi-Do" es una reversión, ya que originalmente cerraba Eleven Palace Hotel (2010), solo que estaba enterrado bajo 22 minutos de noise. Convertido en el cierre habitual de los shows contemporáneos, encuentra ahora una versión en disco un poco más amigable y representativa.

En resumen: la profundización del camino elegido hace algunos años, originado en las giras y diseñado para ser tocado en vivo a lo largo de todo el país. El reflejo de la actualidad de Billordo, ni más ni menos.