No hay agenda que alcance este 2018, viene NICK CAVE & THE BAD SEEDS también, el miercoles 10 de octubre en el Malvinas. - Vuelve MIKE PATTON, esta vez con su proyecto MONDO CANE. El show es el jueves 6 de Septiembre en el Gran Rex. - THRICE debutará en Buenos Aires el 28 de agosto en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - CIRCA SURVIVE se presentará en UNICLUB el sábado 8 de Septiembre. contacto
Jhanniel: Entre el funk, el rock y el pop, nos habló de su último recital en NoAvestruz y de su próximo disco.

“La idea siempre es trasmitir un mensaje positivo, un mensaje de conciencia”

Por: Norman Flores - entrevistas@recis.com.ar

Recis! entrevistó a Jhanniel, un joven artista que en menos de dos años de carrera solista supo cómo pisar fuerte. Con su disco “Veo el sol” de 2009 en la calle entre el funk, el rock y el pop, y cuatro nominaciones a los Premios Gardel, el futuro es prometedor. Entre otras cosas, nos habló de su último recital en NoAvestruz y de su próximo disco.



Recis!: Para los que no te conocen, ¿qué dirías de Jhanniel?

Jhanniel: Que es un artista que editó un disco independiente, que durante dos años estuvo presentándose con su banda y editó un videoclip. Eso en lo concreto. Ahora estoy por sacar el segundo videoclip y el disco está postulado a los premios Gardel. Van a encontrar un artista que canta sus canciones, dentro de distintos géneros: el funk, el rock, el pop. La idea siempre es trasmitir un mensaje positivo, un mensaje de conciencia, un mensaje transformador. También un mensaje de diversión, buena onda.

R!: ¿Hace cuánto que hacés música?

J: Desde los trece, tengo veintiséis.

R!: ¿Siempre supiste que ibas a vivir de esto?

J: Sí. Desde los trece que me di cuenta que era lo que más me gustaba. Siempre la meta fue llegar a vivir de esto. Aún no lo logré pero estamos en el camino.

R!: Además con las cuatro nominaciones… ¿cómo te cayó todo eso?

J: Me puso muy contento porque, digamos, si bien estoy dentro de los postulados, y todavía no estoy en la terna, ya el hecho de estar para mí es importante. Más como te dije antes, es un disco que está sacado independiente, está puesto el pecho. Es como una gratificación.

R!: En cuanto a tu disco “Veo el sol” (2009), ¿qué opinión tenés hoy, a dos años de su lanzamiento? Si te gusta tocarlo en vivo…

J: Hay temas que sí me gustan, con los cuales hoy me identifico y hay temas con los que ya no.

R!:¿Y ésos los seguís tocando?

J: Muchos no. Hay un par que sí los toco, porque son parte de la cuestión. Hawaii me gusta pero ya no me identifico. Igual Hawaii no es un tema mío, es de Martín Fernández, un amigo con el cual yo tocaba antes. Si bien me gusta el tema, hoy por hoy no me identifico con la letra.

R!: Fue tu primer videoclip.

J: Claro, fue mi videoclip, está buenísimo, me encanta, pero… Ahora voy a sacar el video de Constelación.

R!: Ese tema es muy Spinetta… la letra…

J: Quizás me identifico más con esa cuestión hoy por hoy, que con Hawaii.

R!: Que es más pop…

J: Si, más pop. Y también por lo que transmite… qué sé yo. Voy mutando. En el video tengo lentes, ahora ya no tengo mas ganas de usar lentes. Uno va transformándose. Quizás hoy por hoy, porque en vivo estoy tocando temas nuevos, me identifico mucho más con lo que hay ahora y como que es otra onda. Estoy en ese pasaje.

R!: Tus mayores influencias se pueden ver en los Kuryaki…Cuando empecé a escucharte pensé inmediatamente en ellos, o en Horvilleur, y no soy el único que lo piensa. Cuando te comparan con ellos, ¿qué pensás?

J: Como digo siempre, me hago cargo de la influencia, de haber escuchado Kuryaki de chico. Tenía diez años y los escuchaba. También escuchaba Spinetta, Stevie Wonder, música negra… Entonces, sé que de haber cantado tanto eso me quedó, y más se ve reflejado esa influencia en el primer disco. Pero cuando dicen lo de Horvilleur, no pasa por Horvilleur, sino por Kuryaki, ¿entendés? Si bien por ejemplo me gustan algunas cosas que hace Dante, otras no.

R!: Pasa lo mismo con Emma.

J: Claro.

R!: Cambiando de tema. ¿Con qué banda te gustaría tocar en vivo?

J: ¿Banda de acá?

R!: Sí.

J: Escuche una banda que se llama… algo de la Triple Frontera…

R!: El General Paz y la Triple Frontera…

J: Eso. Lo que escuché me pareció que estaba bueno, en la mezcla de estilos. Algo copado. Si bien no es el mismo estilo, pero me gusta esa mezcla. Después, no sé…

R!: Y con los que ya tocaste ¿te sentís identificado con alguna? Tony 70…

J: No. Si bien toque mucho con Tony, quizás hay una cuestión de estilo parecido…

R!: Claro, porque no hay muchas bandas funk…

J: En lo que transmite no me siento igual, aunque el estilo puede ser… El otro día fui a ver a Dante y la banda suena de la concha de la lora, me encantó… Pero no sé si de acá. Capaz que de afuera.

R!: ¿Cómo quién?

J: Y me gusta mucho Alanis Morissette, Jamiroquai…

R!: Otra influencia que se nota…

J: Esa si es una influencia… El otro día escuché a Derek Trucks. Es un guitarrista, y la banda se toca todo. Hay un negro percusionista que mete cosas orientales que te morís… A mi me gustó mucho. Te vas a cagar de risa, pero, Nelly Furtado, por ejemplo, la banda en vivo esta re buena. Tiene un DJ, tiene pistas, tiene batería, bajo, teclado. Es una mezcla, un sonido muy moderno, muy copado. Moderno y vintage. Eso también me gusta.

R!: ¿A vos te gustaría sonar así? ¿Sonás así en vivo?

J: Intento.

R!: ¿Y sale?

J: Sí… Mirá. Hablando de la banda, hoy por hoy estoy muy contento. El guitarrista con el que toco tiene muchos pedales, se encarga mucho de la técnica, del sonido, aprendo de él. Y además mete unas cosas increíbles, es el guitarrista que quería tener. El bajista se toca todo. También, mete la cosa “funkera” que a mi me gusta. El batero toca muy bien, la tecladista también. Estoy todo el tiempo tratando de crecer en esa cuestión sonora; de hecho, ahora, para el próximo disco quiero empezar a laburar con pistas, mandar pistas y tocar arriba en vivo.

R!: ¿Para cuándo tenés pensado empezar la grabación?

J: Para el año que viene. Porque ya no quiero tocar más “Ver el sol”, que lo vengo tocando desde antes de que saliera. Este año es el último año de ese disco y arranco enero con la idea de grabar el segundo.

R!: ¿Qué géneros del primer disco va a tener el nuevo?

J: Va a ser menos funk. Va a tener, porque tiene esa influencia. Pero es más tirado al rock y al pop. Pero siempre va a tener esa mezcla. Va a tener partes, quizás no tanto como el primero.

R!: Leí que sos una persona muy espiritual… ¿Quería saber como mantenés eso dentro del ambiente de la música?

J: Y… mirá. No tomo alcohol. Soy vegetariano, y no me drogué nunca. No fumé ni un porro… Eso es medio raro dentro de la música.

R!: Por eso lo preguntaba.

J: Trato de mantener eso y de no ser careta. Tampoco sumarme a lo del artista del rock, lo del rockero destruido. Viste que es todo una boludez eso. Me parece que ya está, ya pasó de moda. Hoy la onda es otra, pasa por otro lado, por una conexión más con el arte y nada más. Trato de ser cada día más yo, sin tener que apegarme a cosas que no me caben.

R!: Y con la música tratás de reflejar todo eso…

J: Sí, sí, pero eso me pasa naturalmente cuando escribo. Y más me pasó en estos últimos dos años, después de haber sacado el disco. Me pasa cada vez más, que las letras apuntan a un lugar más profundo, y no porque lo busque sino por una necesidad mía de querer sacar lo que tengo adentro y cambiarlo. En algún punto la letra, la canción, se convierten en algo transformador. Como que estoy generando algo diferente en mi canción. Y al cantarla y cantarla, creo un espacio nuevo dentro mío. Es como una catarsis, pero una catarsis transformadora, no una catarsis sólo para largar.

R!: Superadora…

J: Claro… como que busco eso…

R!: ¿Para qué y para quién hacés música?

J: Hago música para mí. Si no hago música, me prendo fuego. Exploto. Como que adentro hay mucha energía que necesita salir. Quizás suena egoísta, pero lo hago desde una manera de expresarme y de vivir. Después sí, pienso en que lo que estoy haciendo lo puede escuchar otro y ojalá le sirva. Si pasa eso es genial. Pero básicamente es algo mío.



R!: ¿Cómo te ves de acá a dos años?

J: Más allá de todo esto espiritual, soy bastante acelerado y trato de calmarme. Ojalá que dentro de dos años esté mucho más tranquilo y me veo ya con el otro disco. Me veo…

R!: ¿Viviendo de la música?

J: Ojalá, claro… Me encantaría.

R!: ¿Te ves chances?

J: Sí.

R!: Todo lo que pasó en los últimos dos años no lo tenías ni pensado…

J: No… Pero en algún punto siempre confié que iba a suceder. Si bien no soy conocido, y me falta mucho camino, entiendo que en dos años hice bastante. Lo hice solo, independiente, con gente que me ha ayudado en su momento, pero siempre el impulso estuvo en hacerlo. Logré un montón de cosas, en lo personal me equipé con mejor sonido… Fui consiguiendo un montón de cosas, superando las etapas. Quizás ahora, al haber sacado un disco, tener mi sonido y la banda armada, estoy como más relajado. Tengo que empezar a canalizar y sacar un nuevo disco, empezar a tocarlo. Y ahí sí. Buscar vivir de esto con un camino ya transitado.

R!: Tampoco pensabas las nominaciones de los Premios Gardel.

J: No.

R!: Si pasás la terna, ¿qué vas a hacer? ¿Y si ganás?

J: Si gano me pongo en bolas…

R!: En el Obelisco.

J: Ojalá. Sería lindo, sería una gratificación.

R!: Sería un empujoncito.

J: Sí, sería uno más. Desde lo profesional sería bárbaro, porque garparía un montón y me abriría una puerta. Después, desde lo personal sería como una gratificación, pero obviamente yo voy a seguir haciendo las cosas gane o no gane.

R!: Claro, es un premio al fin y al cabo…

J: Solo un premio. Exactamente.

R!: Volviendo al “juego” de los dos años. ¿Qué hay en vos que hace dos años no tenías? ¿Qué cambiaste?

J: Tengo un poco más de humildad. Tengo los pies sobre la tierra. Cambié en el sentido de vivir paso a paso lo que voy haciendo. Cuando empecé estaba desesperado por llegar a ser algo. A vivir de la música. Ya quiero ser famoso, ya quiero esto, ya quiero lo otro. Ya no estoy desesperado por eso. Si bien por un lado es lo que me gusta hacer y lo hago naturalmente, me limaba la cabeza con querer vivir de esto, que salga todo bien. Cuidar todo el detalle, desde una foto hasta el vivo. Si bien por un lado está bien, por el otro me consumía mucho. Y justamente lo que hoy estoy haciendo es tratar de disfrutar esos patrones y vivir más el ahora. Disfrutar de los logros, pero no con tanta locura. La humildad desde ese lugar, más tranquilo. Lo que pasa es que la carrera misma, el hecho de hacer muchas cosas te consume un poco. Y al ser independiente más.

R!: ¿Te gustaría estar en un sello?

J: Sería bueno estar en un sello en la medida que colaboren. Por lo que me cuentan es básicamente lo mismo, salvo alguna que otra vez que te consiguen una fecha. Pero sí, obviamente en un sello importante me gustaría.

R!: Cambiando de tema, ¿cómo son los shows en vivo, qué géneros suenan? Ya hablaste del funk desde el bajo…

J: El show pasa por diferentes matices, aún sigo buscando un equilibrio. Puedo armar un show acústico con temas tranquilos, que los tengo. Puedo armar un show con temas muy arriba. Estoy buscando un equilibrio entre todo eso, porque a veces se me complica armar las listas… cuál pongo primero, cuál después.

R!: Está bueno eso. Porque a algunos les pueden gustar algunos temas y otros no

J: Sí, y al vivo se le suma esa cuestión de lo eléctrico con lo acústico. En el primer disco pasa eso. Como decía, en los shows en vivo hay canciones acústicas con fuerza, temas para bailar.

R!: Hablemos de la fecha del 7 de agosto en NoAvestruz. ¿Te gustó como sonó? ¿Qué sensación te dejó?

J: La fecha de NoAvestruz fue una de las más lindas que tuve. Estuvo buenísima. Además de llenarse, se generó un feedback hermoso con el público. Y realmente sonó muy bien. Era un formato diferente al habitual, ya que los shows suelen ser eléctricos y este fue diferente, con versiones unplugged, pero que sentaron muy bien con la banda y al público presente. Me dejó la sensación que el formato acústico encaja muy bien con muchas canciones y composiciones personales. Y a nivel show, dado el lugar, se generó una cuestión intimista que quisiera repetir.

R!: ¿Pensás que fue un show diferente? ¿Sentís que es un antes y un después? O tampoco para tanto…

J: Como te dije antes, fue diferente, porque no era el formato habitual. Sumamos percusión también, y reversionamos varios temas del disco. Además adelantamos canciones nuevas. Se generó algo muy lindo. También se acercó un poco musicalmente a lo que proyecto a futuro para el sonido de la banda. Creo que fue un antes y un después interno, que mostró que la música se puede ampliar en muchos horizontes donde también me puedo sentir cómodo, como el formato acústico.

R!: ¿Te gustaría hacer más recitales “íntimos” o sólo de vez en cuando?

J: ¡Me gustaría hacer muchos recitales antes que todo! Pero, sí, claro. Mechar entre unplugged y eléctrico es una muy buena posibilidad que quisiera empezar a hacer. De hecho en noviembre vamos a volver a hacer un NoAvestruz.



R!: Para cerrar, ¿tenés alguna fecha dentro de poco?

J: La próxima fecha es el jueves 23 de septiembre a las 20:00 en la Facultad de Ingeniería (Las Heras 2214) con entrada gratuita. Vamos a repetir un poco lo de NoAvestruz, pero en un marco diferente ya que es el auditorio de una facultad. Vamos a prender fuego los libros de Ingeniería con la música…