SAVES THE DAY llega por primera vez a estas pampas el 13 de abril en el Roxy de Palermo. - JAIME SIN TIERRA nuevamente toca en Buenos Aires, pero esta vez en el Teatro Vorterix. La cita es el miercoles 12 de diciembre y las entradas ya están a la venta. - REAL FRIENDS llega al pais el próximo martes 26 de febrero en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - Otros que debutan en Buenos Aires son los TAKING BACK SUNDAY, que se presentarán en el Roxy el 16 de marzo. contacto
Melian: El domingo en el Salón Pueyrredón

’Más allá de la música y de encerrarse en un género, hay que apuntar a descubrir un idioma que sea lo suficientemente universal para que gente de contextos completamente distintos, pueda sentir algún tipo de afinidad con tu música’’

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Antes de tocar el domingo en el Salón, Alejandro, cantante de Melian, nos cuenta todo acerca de la banda, como pasó de la batería al micrófono y varias otras cosas que salieron al irnos por las ramas en esta charla con forma de entrevista.

Recis!: Contame un poco los comienzos de Melian. Leí por ahí que vos arrancaste como batero, ¿puede ser?

Alejandro: Exactamente. La realidad es que con Hernán (actual guitarrista y coros) y Ale (el otro Ale, bajista) teníamos una banda que se llamaba My Wish, y la música que hacíamos en esa banda era muchísimo más tranqui: era básicamente punk melódico, pero tenía cosas de indie y pop también.

Sin embargo, escuchábamos música más pesada, y fue por eso que decidimos encarar de cero un proyecto nuevo que respondiera a esas ganas de algo más pesado, dando por terminada la etapa My Wish. Empezamos a ensayar nosotros tres y al poco tiempo apareció Martín (actual guitarrista y gritos) que cayó del cielo, realmente (risas). Hacía dos semanas que había llegado de Perú, para probar suerte en nuestro país, dejando atrás una banda de las características de Melian allá.

Una vez con Martín, nos pusimos a ensayar y componer un montón, y a los dos o tres meses grabamos los dos primeros temas del EP que lanzamos a través de internet con "Mi Caída En El Abismo De Tus Ojos" y "Mecanismo De Autodestrucción: Ocaso". Ahí con esos temas dando vueltas por internet, nos pusimos a tocar en cuanto reci nos fue posible, para mover nuestra música por todos lados. Dos meses después grabamos los otros dos temas del EP: "Anatomía De Un Corazón Roto" y "La Imagen Del Silencio".

Con esa formación y con solamente esos cuatro temas grabados en una calidad medianamente decente, estuvimos tocando durante dos años, incluyendo telonear a Alesana en dos oportunidades acá y en Perú a Silverstein. Una locura, ¡nunca nos imaginamos que cosas así pudieran ser posibles! (risas)

R!: Solo con un ep de 4 temas… es muchísimo con solo eso, es verdad. Luego de eso llegan al disco, ¿no?

A: Sí, para fines de 2009 teníamos un disco nuevo prácticamente terminado y empezamos a grabarlo. Recuerdo patente en diciembre de aquel año haber grabado las baterías de todo el disco en una sola sesión que duró, no sé, 14 horas. ¡Tenía el orto desflorado cuando terminé! (risas). Durante el resto del verano los chicos grabaron sus respectivos instrumentos. Por marzo, más o menos, el estudio donde grabábamos decidió dejar de funcionar, y tuvimos que mudarnos a otro estudio. En su momento fue un dolor de cabeza increíble, pero visto en retrospectiva fue una de las mejores cosas que nos pudieron pasar, porque fuimos derechito a Infire, con Javier Casas. Teníamos certeza que laburaba de 10 viendo el resultado de los discos de Deny y Dar Sangre en aquel entonces y no lo dudamos. Empezamos a grabar con él lo que quedaba del disco, y Javi se re involucró con nuestra música y en la medida que pudo, colaboró artísticamente en la producción y nos ayudó a reformular algunas cosas de ciertos temas para que quedaran mucho mejor. Martín y Hernán (que era el cantante melódico original de Melian en aquel entonces) grabaron sus partes, y yo tenía apenas unos coritos en algún que otro tema.

El día que fui a grabar con Javi, me escuchó cantar, y muy seguro me dijo: "En Melian tenés que cantar vos". ¡Me la hizo súper corta! (risas). Nos dijo que mi voz era más apropiada para el género que hacíamos, que confiáramos en él y apostáramos por el cambio de formación. Teníamos mucho miedo, no era ninguna boludez el cambio, había que regrabar todas las voces que había grabado Hernán, buscar un baterista nuevo, ensayar muchísimo los temas (tanto yo en la voz como el baterista en la bata, claro) y ver qué onda. El proceso fue arduo, yo nunca había cantado seriamente en ningún lado y de repente, estaba en un estudio grabando las voces de un disco a todo orto. No fue nada fácil, las voces melódicas no estaban hechas para mi voz, y sumado a eso mi inexperiencia, me costó bastante interpretarlos. Además Javi es un tipo muy profesional y exigente, te hace tirar diez mil tomas hasta que una le parece que va. Viví en su casa un par de meses, prácticamente (risas). Pero bueno, una vez terminado el disco, y lanzado, y viendo que la gente se empezaba a interesar más en Melian y nuestras canciones, puedo decirte que lo valió cada instante de sufrimiento, posta.

R!: ¿Es decir que Hernán quedó solo en guitarra y coros? ¿o el canta las partes melódicas también?

A: Claro, Hernán ahora toca la guitarra y hace algunos coros o alguna que otra parte melódica. En el disco, casi el 90% de los melódicos son míos, y los gritos son 100% de Martín, aunque en vivo, nos dividimos con él los gritos mitad y mitad.

R!: Recién me contabas acerca del tema de laburar con Javier, que les dio confianza como había salido el laburo con los discos de Deny y Dar Sangre. Justamente con esas bandas me parecía que ustedes se emparentan. ¿Te parece que de a poco se va formando una escena de este tipo de bandas metalcore / screamo /o como sea que le digan al estilo?

A: Sí, ni hablar. Yo creo que hubo tres bandas que dieron una suerte de "puntapié" a la movida de bandas con gritos, o al menos así lo viví yo. Recuerdo cuando aparecieron Romeo Tragedy, Las Armas y Jordan, que son más o menos de la misma época. No podía creer que hubiera bandas acá haciendo este estilo, me volaron todas la cabeza. Y ahí se fue armando un pequeño circuito under de bandas que exploraban esos géneros, aunque terminaran tomando rumbos distintos: Romeo se separó, Las Armas también y cuando volvió, volvió con algo completamente distinto (a mi criterio, buenísimo) y Jordan se fue consolidando más para un palo melódico y definiendo su estilo y sello personal. En ese momento, Deny, que hacía no mucho empezaba, tomó la posta del género y fueron apareciendo después de ellos otras bandas más, incluida Melian. Y sí, hoy por hoy hay muchísimas bandas y cada vez más gente consume esta música, lo cual al menos a mi me pone muy contento porque en algún punto aliviana la ya de por sí sufrida vida de músico under.

R!: Igualmente por lo que se puede ver, están muy bien organizados a nivel web, difusión en internet, etc. ¿Cómo se manejan con eso?. ¿Tienen una especie de equipo de gente o todo a pulmón por parte de la banda?

A: Mirá, hasta no hace mucho, sí, era todo por cuenta de nosotros cinco. Tenemos la suerte, supongo, de tener entre nosotros a un diseñador web (Martín), un fotógrafo (Ale) y un diseñador gráfico (Yo); lo cual hace que muchas cosas que tienen que ver con la banda pero que exceden a la música puntualmente, fuera más sencillo. De todos modos, todos tratamos de hacer de todo por la banda, pero sí, hay roles un poco definidos para cada uno, Ale y Andy se ocupan de las finanzas y las fechas, Martín de mantener la web, twitter y otros soportes virtuales actualizados, yo me encargo de todo lo que es diseño, ya sea el arte del disco o remeras, Hernán se cargó al hombro la composición de todo el disco nuevo, junto con Andy. O sea, como te decía, si bien como verás hay roles definidos todos tratamos de hacer de todo, porque tareas y responsabilidades sobran, y tratamos de hacer todo lo mejor posible, porque sabemos que todo eso suma muchísimo.

Hoy en día tener una banda no se trata solo de ensayar y tocar en vivo. Hay un montón de cosas que suman (o restan, si no se les da pelota) que trascienden a la música. Siempre fuimos reacios a tener manager o alguien que haga las cosas por uno, porque siempre nos gustó hacerlo todo nosotros, en la medida que se pudiera, pero hace poco empezamos a laburar con managers, Richard y Fran, de Burning The Time, porque posta había demasiadas cosas que hacer por Melian y nos estábamos volviendo locos. Necesitábamos que alguien nos aliviane un poco esa carga, desde algún lado

R!: Con respecto al tema fechas, ¿se les hace muy complicado siendo una banda independiente relativamente joven?

A: Las fechas siempre fueron un tema delicado, supongo, pero uno va aprendiendo. Hay pocos lugares para tocar, están todos cagadísimos a palos y no cuentan con un montón de cosas elementales para tocar. Además, te arrancan la cabeza con los precios de alquiler. Pero aprendés eso apenas arrancás a tocar, y te vas acostumbrando a lidiar con esas cosas, porque no te queda más remedio. Al principio, además, con tal de tocar, tocás en cualquier lado, suene como suene y con los equipos que sean. Pero después te empezás a preocupar un poco más por el sonido en vivo, te equipás, decís "no, en este lugar no volvemos a tocar ni en pedo" (risas). Te ponés un poco más pretencioso, pero es lógico, supongo, porque esas cosas si no las pensás, van en detrimento del show que das después, y no está bueno sonar mal, si no es por culpa tuya, claro (risas).

R!: Pero me refería al tema económico, a la cantidad de lugares. Cada vez que hablo con gente de bandas, todos me comentan más o menos lo mismo, lo cual encima es muy loco porque está de nuevo este aluvión de bandas extranjeras, que cobran entradas mucho más caras, y la gente va lo más tranquila…

A: Con respecto a lo económico, no es barato, realmente, en relación a la calidad del lugar que se te está ofreciendo. Pero si movés bien la fecha, y llevás algo de gente, cubrís bien esos precios. Al menos yo no noto que en cuanto a precio de entradas, la gente se queje, yo pienso en unos años atrás y la entrada a un reci salía entre $2 y $5, ahora de $25 en adelante en cualquier lugar decente. Y en aquella época por esa plata veía una banda internacional en Obras. Es un bajón.

Igual con lo que me decís de las bandas extranjeras, no te creas ¿eh?. Están viniendo muchísimas bandas, y se está cayendo un poco el negocio de "traer bandas internacionales", justamente por lo caro que es. Pocas personas se pueden dar el gusto de cada mes gatillar dos o tres gambas en un reci internacional, y están viniendo bandas a ese ritmo, o incluso más. No se puede, ¡no hay bolsillo que aguante! (risas). Y con las personas que he hablado sobre la organización de los eventos, me dijeron que casi ninguna logra significar un negocio rentable. Las bandas internacionales cobran cachets exorbitantes; sumale a eso el alquiler del lugar, más el gasto en difusión, tenés un montón de plata. Y si encima ahora vienen bandas tan seguidas... la gente no puede asistir cada mes a uno de esos recitales. Cuando vino Alesana, que fue la primera banda internacional del palo que venía, ese reci estalló de gente, era la novedad. Pasaron dos o tres meses fácil hasta que vino la siguiente banda. Ahora tenés una banda internacional cada mes, o incluso más de una por mes, y la asistencia a esa clase de shows baja, inevitablemente.

R!: Entiendo. La última antes de volver a Melian en si. Veo que estas muy en tema, y por venir de una banda melódica y ahora tocar en otra de un estilo diferente, creo que me podrás dar una opinión autorizada sobre algo que vengo viendo desde hace un tiempo: ¿Soy yo o la escena de hardcore melódico se fue retrayendo muchísimo de unos 5, 6 años a esta parte?

A: Sí, ni hablar. Yo creo, y sin desmerecer a las bandas que siguen haciendo esa música, que el hardcore melódico hoy por hoy está muerto. Salvo Shaila, que es la banda ícono del estilo y tiene una trayectoria indiscutible, cualquier otra banda haciendo ese estilo, tiene todas las de perder. ¿Por qué? Porque es un género que ya tuvo su momento dorado, explotó y como toda moda duró lo que tuvo que durar y se fue apagando lentamente. No dudes que esto va a pasar con lo que hacemos hoy con Melian ¿eh?, (risas). Todo género cumple un ciclo, nace, es súper under y empieza a crecer a través de distintas bandas que lo exploran, crece, llega a una "masividad" relativa, y llegado un punto de apogeo, empieza a decrecer, cuando deja de ser novedad, lamentablemente es así. Ojo, siempre va a haber puristas de cada género que van a morir con el género tatuado en el pecho, pero como te decía, en estos circuitos todo se mueve por tendencias y modas. Y lo que hoy está de moda probablemente mañana no lo esté, por lo cual una banda que quiera seguir siendo consumida de forma “masiva”, va a tener que ir reinventándose, para no aburrir.

R!: ¿Ustedes se plantean ese tipo de cosas como banda?. Por ejemplo, ponele que te guste hacer lo que haces ahora, ¿van a sacar 2, 3 discos mas así pase de moda? ¿O por ejemplo, para el futuro disco ya piensan en explorar por fuera del género?

A: Sí, es algo que de hecho en el último ensayo, charlamos. Todos sabemos que en algún punto esto del screamo/post hardcore/metalcore se va a pasar o no va a pegar como está pegando ahora y vamos a vernos en el dilema de seguir haciendo lo que nos gusta o adaptarnos a algo nuevo para no desaparecer en el olvido. La realidad es que a mí me gustaría poder seguir haciendo la música que me gusta hace años, pero entiendo también que cuando uno invirtió tanto esfuerzo, energía, tiempo, dinero en la banda, y consiguió determinadas cosas, no quiera perderlas.

La idea con el próximo disco es madurar a nivel musical y lírico, y consolidar el estilo de Melian con la nueva formación. Yo creo que, más allá de la música y de encerrarse en un género, hay que apuntar a descubrir un idioma que sea lo suficientemente universal para que gente de contextos completamente distintos, pueda sentir algún tipo de afinidad con tu música. Y ese idioma lo desarrollás a través de melodías que excedan el género puntual donde te movés, melodías que realmente tengan un gancho que te atrape, y que estén sostenidas con una letra que haga lo mismo, que la persona que la escuche se sienta identificada y pueda verse reflejada en la historia que la canción intenta contar. Con esto que te digo, no pretendo que alguien que escucha cumbia disfrute del próximo disco de Melian (risas). Uno tiene que entender que no puede satisfacer el apetito musical de todo el mundo, porque es imposible. Pero sí intentar no sé, por darte un ejemplo, que si mi vieja escucha un tema de Melian, la melodía del estribillo se le quede grabada en la cabeza. Si logramos eso, estamos haciendo las cosas bien. ¿Me explico?

R!: Si, quedó muy claro. Creo que más o menos estamos. Solo me resta preguntarte qué planes tienen para 2012 y por supuesto, que me adelantes algo del show del domingo

A: Bueno, con respecto al 2012, sin lugar a duda lo primero, durante el verano, es poder avocarnos a pleno a terminar de armar el disco. Venimos con una parte ya armada, tenemos casi diez temas compuestos, algunos más desarrollados otros menos pero pretendemos durante el verano (que los recis se re pinchan porque todo el mundo anda de vacaciones) poder terminar la preproducción y grabar lo más que se pueda, cosa de tenerlo listo cuando el circuito se reactiva.

Y después salir a tocar un montón. Queremos poder ir a lugares que aún no visitamos, provincias de nuestro país, países limítrofes también. Barajamos la idea de grabar un video para el próximo disco. Ideas y ganas hay de sobra; esperamos poder dar a basto para materializarlas, y poder seguir sumando gente a los recis, porque posta todo esto que hacemos, en definitiva, es para el momento en el que subimos al escenario y entramos en esa especie de comunión tan particular con las personas que nos siguen. Poder lograr esa conexión con la gente no tiene palabras, es una de las mejores cosas que tuve la suerte de haber vivido y seguir viviendo.

Con respecto al reci del domingo, ¡esperamos que explote! Es nuestro primer Salón organizado por nosotros, y tenemos ganas de que venga mucha gente a disfrutar de la despedida del año con nosotros. Va haber merch nuevo, una lista de temas más amplia y también algunas otras sorpresas.


- El domingo 4 en el Salón Pueyrredón. + info acá
- Concurso x entradas para el show acá.