Los legendarios DEEP PURPLE se presentarán el 18 de noviembre en el estadio Luna Park (Av. Corrientes y Bouchard, CABA). - THURSTON MOORE BAND desembarca en Argentina para dar un show el 7 de diciembre en El Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455, CABA). - FOO FIGHTERS inaugura la temporada 2015 el 18 de enero en el Estadio Único (Av. 25 y 32, La Plata). Las entradas ya están a la venta a través del sistema Ticketek. - Se confirmó el run run del verano: (?) MINISTRY hará su debut criollo el 8 de marzo de 2015 en el Teatro Vorterix (Av. Federico Lacroze 3455, CABA). - SLASH vuelve a Argentina para presentarse junto a Myles Kennedy & The Conspirators en Mandarine Park (Av. Costanera Norte y Av. Sarmiento, CABA), también el 8 de marzo. contacto
Nubes en mi casa: Se viene el segundo disco

''Había un plan de darle un poco de rock a la cosa''

Por: Fernando Stefanellli - fernando@recis.com.ar

"Me suelto y vuelvo" sale en febrero y es el segundo disco de Nubes en mi Casa. Josefina, Hernán y Hugo (voz, guitarra y batería) nos recibieron, mate, facturas y bizcochitos de grasa de por medio, para una larga y relajada charla en la que hablamos un poco de todo. Los mejores momentos son los que componen la entrevista que podrán leer a continuación.

Los comienzos

Arrancamos ordenados, como marcan los libros. Los inicios de la banda, el primer disco. Las famosas preguntas de rigor...

Recis!: Cuéntenme como fueron sus comienzos como banda y todo eso.

Josefina: Empezamos a dúo… en realidad yo tenía unas canciones, que sin saber demasiado tocarlas, las empecé a hacer de acuerdo a lo que mis dedos me iban indicando. Digamos, no sabía acordes, pero le ponía los dedos a cosas que después descubrí que eran acordes (risas). Y entonces cantaba esas canciones en cumpleaños de amigos y cosas así. Solo eso. Había un cassette con esas canciones, que le llegó a Hernán por un amigo en común. Hernán escuchó las canciones y él si estaba metido en el tema musical. Le gustaron y me propuso darles una forma… no se… más potable (risas)

Recis!: ¿Empezaron como dúo y para poder grabar armaron una banda, o fue para tocar en vivo?

Josefina: Claro. Grabamos como dúo, no teníamos baterista, nada. Vino Javier Diz a grabar las baterías en un día. Y fue así como “de acuerdo a estas baterías armemos el tema” . Grabamos en dúo y después armamos la banda. Que fue complicado, porque al principio decíamos “no, pero che, suenan no sé cuantas guitarras, y hay una batería… ¿después que vamos a hacer?” . Y nada, al final era lo que queríamos hacer. Se fue armando la banda de a poco. Cayó Hugo, se trajo la batería hasta acá… que ¡más que nada por eso lo tenemos acá hoy! (risas). ¡El único baterista que se la trajo! (risas). Y Hugo si, para este segundo disco grabó las baterías… le puso su power…

Recis!: El primer disco, al igual que este segundo que está por salir, lo editaron por el sello Mexicano Molécula Records. ¿Cómo fue el contacto?

Josefina: Myspace.

Recis!: ¿De repente les cayó un mail así, de la nada?

Josefina: Si, incluso ni siquiera teníamos el disco. Les gustaron las canciones, les comentamos que estábamos grabando y se ve que allá económicamente las cosas andan un poco mejor, así que cuando les mostramos el material nos propusieron editarlo.

Recis!: ¿Allá saben cómo le fue al disco?

Josefina: Bien. Igual es un sello independiente, bastante tranquilo. Se maneja como los sellos de acá, más chiquitos. Y acá no lo editamos porque, no se…

Hernán: No había plata (risas). También el trato que nos propuso. Pagar cero, que nos fabriquen los discos y que nos los manden. Nadie nos propuso eso acá. Los discos los pudimos vender todos y eso lo usamos para grabar este disco nuevo.

Hugo: Y allá el disco se agotó. De hecho, no nos llegaron más porque… ya no hay más (risas).

Recis!: Y ¿tenían los temas y justo vino la propuesta o con esto planteado se vieron obligados a terminaros para grabar?

Josefina: No, ya los teníamos terminados. No teníamos idea, igual. Yo me dedicaba a otra cosa, estudié otra cosa… nunca pensé que iba a ponerme a tocar música, estar arriba de un escenario. Cuando me junté con él (Hernán) me hablaba de ecualizaciones… yo tenía un grabador con casete y él decía: “pero esto tiene ecualización…” y yo decía “¿pero a este pibe que le pasa?. ¡Escuchá el cassette y listo!” (risas). Y bueno, nada, después fuimos aprendiendo un poco. Y con el tema de las grabaciones también, a mi me gusta mucho grabar, ver que va saliendo en el momento…

Hernán: Aprendimos a tocar a partir de grabar, y a arreglar también.

Recis!: A partir de todo este aprendizaje y la experiencia que ahora tienen encima, en el segundo disco ¿buscaron algo distinto?. ¿Qué hicieron distinto, o no?

Josefina: Mirá, justo ayer, no sé por qué escuche un tema del disco anterior… y en realidad trato de no escuchar nada, porque es complicado escucharse, pero este disco está como más lleno, suena más fuerte, hay más muchos más coros, muchos más arreglos de teclados, de guitarras. El primero fue lo que salió en el momento, de una forma. “Estas son las canciones que tenemos, esto es lo que nos sale” . Y más o menos Norman (Mac Loughlin, hermano de Josefina) nos fue ayudando. En este segundo, están más trabajados los temas…

Hernán: Más elaborados, en cuanto a todo.

Josefina: Además ya veníamos de la experiencia de tocar con banda, así que ya más o menos sabés lo que tenés que hacer.

Hugo: A mí me parece que el primero, si bien hay teclados, baterías y bajo, como era en duo, vos lo escuchas y es como que la presentación del disco se nota que eran ellos y los arreglos estaban como acompañando. Y ahora en este disco se nota más el quinteto. Hay una batería más presente, hay un bajo más presente. Está todo como más definido.

Recis!: ¿Componen como banda o es solo uno que trae los temas?

Hugo: Compone Jose, la estructura de acordes y las letras, y Hernán arregla. En realidad después arreglamos todos.

Josefina: Si, hubo temas que se modificaron en el estudio, un montón.

Hugo: En la composición laburamos mucho en el estudio. Hay temas que incluso los grabamos y a partir de ahí se fue modificando la versión tocada, o el vivo.

Hernán: Eso también te lleva a que se demore un poco más el disco (risas). Hay días que íbamos y no salía nada. Estábamos seis horas probando un teclado y nada. Hay temas que estaban bastante bien armados, lo demos los grabamos acá en la piecita de arriba. Hicimos (a los otros dos) ¿15? Temas y llevamos un par más, que teníamos de otras grabaciones caseras, para mostrarles a otros productores. Y nos quedamos con Norman nuevamente, porque era el que más nos conocía, el que más nos convenía, todo. Es con el que más cómodo podemos trabajar.

Josefina: Y quedaron diez temas. En el último tramo fue como “no, a este tema ya no se le puede dar más vueltas”…

Hernán: Si, la idea era poner once temas, ¿no? O doce. Y bueno, dos se quedaron abajo.

La escena, la hora de tocar, y ese largo etcétera

En este punto, el entrevistador toca el tema de la realidad de casi toda banda independiente, y esto va tomando más forma de charla que de entrevista...

Recis!: Respecto de lo que me decían que la propuesta de editar el disco del sello mexicano les cayó del cielo, me imagino que no deben vivir de la banda, ¿no? Es una pregunta que hago siempre porque es una suerte de constante en las bandas independientes que entrevisto, aunque también ha habido casos que la respuesta fue que si, y medio que se me han ofendido (risas)…

Josefina: No, nosotros no vivimos de la música, definitivamente. De hecho, de la gente que conozco de bandas y sellos, ninguno vive de eso.

Hugo: Y conozco gente, pero que no es que viven de su banda…

Recis!: Dan clases y cosas así…

Hugo: Claro

Recis!: Y aparte de lo que me decían de grabar, a la hora de salir a tocar, me supongo que también se complica.

Josefina: Vos salís a tocar, y estas llevando todos tus instrumentos, todo tu tiempo de ensayo… pagaste el flete. Y vas a tocar y: cobra el sonidista, cobra el de la barra, cobra el tipo de seguridad, el que organiza se lleva algo… y vos que sos el idiota que llevaste gente, que además se tomó unas cervezas, con suerte te pagan el flete. Y encima a veces te dicen “no podés tocar” quince días antes de la fecha. Igual pasa algo acá. Para mí, en la escena desde lo chiquito que es, en realidad estamos todos en la misma y como que hay gente que si se agrupa y arma cosas y está buenísimo. Pero sin embargo a veces te dan la espalda. Por ejemplo a veces le mandas un mail a un sello o a un evento chiquito y por ahí ni te contestan.

Recis!: Pero aunque esto que estamos hablando sea una constante, hay ocho mil millones de bandas y se siguen formando bandas todos los días. Y sigue habiendo como cincuenta fechas por fin de semana…

Josefina: Y las que pagan prensa, fotos, hacen videos…

Hugo: Pasión sobra. (risas) Si no, estaríamos dedicados a otra cosa.

Hernán: Claro. A nosotros nos encantaría poder pagar prensa y hacer todo eso, pero la verdad es que no podemos.

Josefina: Que te puede ayudar, pero tampoco te soluciona algo efectivamente.

Recis!: ¿Cómo es la formación ahora? Yo recuerdo haberlos visto hace unos años en el Ciclo Nuevo! y había otra chica que tocaba teclados.

Josefina: Si, creo que era la segunda vez que tocábamos en nuestra vida.

Hugo: Ahora está ella que canta y toca la guitarra, el que es guitarrista, yo toco la batería. Y hay un bajista, Pablo y un tecladista que se llama Nacho, que toca como cuatro teclados… En general es difícil encontrar tecladistas para pop/rock. Como que es o pibe con piano de conservatorio, o DJ, pero que con las manos…

Hernán: O también está el chabón que es un colgado.

Josefina: (con un dejo de fastidio) O medios vagos también, como que les cuesta… “no, otro enchufe, tengo que enchufarme de nuevo”. O la carga, tienen que traer el teclado y ya les pesa… Igual, volviendo a lo que decíamos antes, creo que nuestras mejores fechas fueron cuando no teníamos retornos. Cuanto menos nos escuchábamos y más escaso es el sonido, le ponés más actitud. Y cuando te escuchás demasiado es como que: “uh, me escucho… la pucha ¿esto soy soy yo?”

Hugo: Si, cuando tenés tantas cosas en contra, medio que decís “bueno, ya está”. Y te olvidas de tantas cosas, que se re nota arriba del escenario.

Hernán: Pero también, como la vez que tocamos en La Trastienda, que también te olvidás de todo… pero porque tenés todo a tu disposición. Esa también, esa es la mejor, para mí. Yo después me veía en los videos, con las luces, todo. Y decía: “soy un genio” (risas generales). ¡Y ni me movía!. Está todo a tu disposición para que esté re bueno.

Josefina: En una canción que me saco la guitarra, siempre la apoyaba en el piso. Entonces me voy a sacar la guitarra y viene un chabón corriendo para agarrarla… y yo onda “Noo, dejá…” ¡un poco me asusté! (risas)

Recis!: Te pensaste que te iban a afanar la guitarra (risas)

Hugo: A mí me pasó que me sentí raro, porque tenía asistentes que ponían los platillos… o sea, realmente no haces NADA. Te sentás y tocas. Creo que la idea también es adaptarse a las dos cosas. Saber que la semana que viene por ahí tocas, no sé, en Melonio y tiene que salir lo mismo.

Hernán: Para disfrutar esa situación tenés que haber sufrido la otra, así la valoras a full. Eso es lo que quiero que Nacho entienda (risas). Que sufra…

Recis!: Que sienta el rigor un poco, que se haga de abajo

Hernán: Claro (risas). Es así.

Josefina: Ya van a venir las buenas.

Me suelto y vuelvo

Misteriosamente ya ha pasado más de media hora y el entrevistador hace el intento de volver al tema principal. El nuevo disco. Al menos por un rato.

Recis!: Volviendo al disco que están por sacar ¿ya tiene nombre y está todo cerrado?

Hernán: Si, se llama Me suelto y vuelvo.

Recis!: ¿Y sale por Molécula a principios de 2012, entonces?

Hugo: Si, ya se debe estar fabricando. Después lo tienen que mandar acá, así que suponemos que para febrero tiene que estar.

Hernán: Febrero, marzo, por las dudas (risas)

Recis!: Leí por ahí que estuvo Sebastián Kramer de invitado…

Hernán: Sebastián y Nicolás. Nunca habíamos grabado con ninguno de los dos. Sebastián nos había acompañado en vivo en algunas canciones. Norman nos dijo “che, si quieren le digo a Sebastián o a Nicolás”, “y dale” (risas). Estuvo re bueno.

Hugo: Fueron y no es que había mucho definido. Ellos también ponían sus ideas.

Hernán: El tema que cantó Nicolás quedó re bueno.

Recis!: ¿Es así como a dos voces?

Josefina: Hizo unos coros al principio, y después canta.

Hernán: Grabó Jose, y después vino él y le dijimos que haga unos coros. Terminó grabando una voz en una parte. Lo que pasa es que es así, nosotros los temas los armamos en el estudio. Particularmente ese se fue armando como un rompecabezas. Un teclado acá, un bajo allá. Ponele, hasta último momento el tema tenía un bajo, seguimos grabando otros y de repente salió una línea de bajo: “uh, que buena que queda” . Pum, fue esa.

Hugo: En esa particularmente había lugar para la experimentación, y salió así.

Hernán: Lo mismo con tus baterías

Hugo: Ya habíamos demeado todo acá y había una idea de la mayoría.

Hernán: Si, una idea, pero después allá… “che, ponemos esto, sacamos esto, hacemos esto”

Hugo: Ah sí, allá te cambia todo.

Josefina: Quizás a la gente que lo escuche le parezcan similares, pero para mí el primer es lo que salió, un poco más intimista o más…

Hernán: inocente (risas)

Josefina: Si. Y en este segundo… también es lo que salió… (risas generales)

Hugo: …Pero distinto (risas)

Josefina: Hay una canción que es la primera que compuse en mi vida, que se retomó. Este fue más “si, está bueno, dale, dale” como… “bueno, no pienses” (risas)

Recis!: Espontáneo

Josefina: Claro

Hernán: Le quisimos dar un tono más “arriba”

Hugo: Si, en general es un disco más fuerte

Josefina: Las canciones más “abajo” me las tiraron abajo (risas). “Monstruo de la nada” me la desecharon, como que no querían que caigan para abajo. Costó subirlas para “arriba”. Para “arriba” en nuestro estilo, igual.

Hernán: Había un plan de darle un poco de rock a la cosa, pero… no se si se cumplió (risas)

Hugo: Inclusive los temas que tocamos en vivo del primer disco, suenan más fuerte, más como una banda.

Hernán: Aparte todo lo que se graba es medio inadaptable en vivo. Somos cinco, y con nuestras limitaciones (risas). Ella por ejemplo, en el disco graba como veinte mil voces, y en vivo hay una sola.

Recis!: ¿No hay coros?

Josefina: Estuve ahí tratando de conseguir unas negras que me hagan el aguante (risas) pero todavía no les podemos pagar los pasajes (más risas).

Hernán: Pero si, en vivo es otra cosa. No es “lo que salga”, porque estamos conscientes de los arreglos, el sonido… ensayamos y laburamos esa parte. Pero siempre es más “vamos, dale” . En el estudio es más perillas de acá, perillas de allá, grabar de vuelta…

Recis!: ¿Son de grabar así como mil doscientas tomas o más o menos?

Hugo: No tanto por las tomas, sino más bien lo que íbamos agregando y sacando en el momento.

Josefina: Igual, como ninguno de los que grabó es tecladista, ponele, los teclados están grabados onda “acá tres notas, cortá” . Como que todo cuesta más, porque son más de intuición que estudio las cosas a veces. De quemarse la cabeza para sacar algo… y quizás un pibe de conservatorio…

Recis!: Te lo saca en cinco minutos

Hernán: O no (risas). Es que capaz jamás se le ocurriría tocarlo. “Dos dedos acá y dos dedos allá”.

Josefina: Hemos tenido tecladistas que no entendían cómo… les cuesta, a los que estudian les cuesta mucho.

Lo que se viene, y un poco de todo

Se viene el cierre, pero no sin que antes entrevistador y entrevistados se pongan reflexivos...

Recis!: Bueno, creo que más o menos estamos. Me faltaría preguntar si tienen alguna fecha próxima…

Josefina: Cancelamos una, justamente por malas condiciones. Íbamos a tocar el jueves, pero…

Hugo: Era muy pronto, faltaban bandas…

Hernán: Empezamos a hacer un par de preguntas específicas (risas) y fue todo para atrás.

Josefina: Y la próxima, va a ser después de las vacaciones. En febrero, el último jueves del mes, ahí en Le Bar, en el ciclo de Fabián Dellamonica.

Hugo: Y esperemos que ahí ya esté el disco, para venderlo.

Hernán: La última vez que tocamos ahí estuvo bueno porque hubo gente se compró el disco, fueron los últimos discos que nos sacaron.

Josefina: En general cuando tocamos se venden discos, porque por amor… o porque a la gente le gusta tener ese formato, aunque ahora están mucho con el vinilo…

Recis!: Vi que el sello puso el primer disco para bajar

Hugo: SI, el sello mismo, cuando se agotó allá, lo puso para bajar. Por ahí con el segundo, la gente vuelve a pedir el primero y lo reeditan.

Hernán: También esperemos poder hacer una edición acá.

Recis!: ¿Hay un contacto, algo?

Hernán: Hay una soga… que se puede cortar en cualquier momento (risas)

Josefina: Estamos hablando, por ahora son solo ideas, pero que no son concretas.

Hugo: Por ahora no ponemos las manos en el fuego.

Josefina: Pero estaría bueno.

Hernán: Para este disco, los del sello nos dijeron que lo iban a poder subir a iTunes.

Recis!: Si, pero igualmente, que alguien te pague un disco por iTunes en Argentina, es medio utópico.

Hernán: Si, pero allá capaz que sí.

Josefina: Lo que pasa es que es re difícil acá. Si estás afuera de todo eso, la llegada de tu música no se expande… Es como todo, vos ves un video en youtube y está lleno de propagandas. Te meten una propaganda de una mina vendiendo un shampoo al principio y vos “omitir, omitir, omitir, omitir” (risas)

Recis!: Si, el costo de tener todos “gratis”

Josefina: Claro, ¿y cómo es?, la gente sube gratuitamente todo y no se… es un negocio tan raro.

Hernán: Bueno, vos tenés un sitio web…

Recis!: Si, pero calculo que me pasa lo mismo que a ustedes, lo hago porque me gusta. Si me tuviese que preocupar por vender publicidad, tendría que dejar mi trabajo y ganaría el diez por ciento. Así que, no. Lo hago así igual.

Hugo: Ya nos va a llegar a todos…

Hernán: Si, la muerte nos va a llegar a todos (risas)

Recis!: Si, es lo que hay. Yo sigo con el sitio y ustedes siguen tocando, así que evidentemente algo bueno debe tener…

Hernán: Si, siempre es bueno, Cualquier cosa que uno haga por gusto y porque te movilice… lo demás, si llega, llega. Y si no, te gusta.

Josefina: Igual, para llegar, tenés que manejarte de otra manera…

Recis!: Yo siempre pongo el mismo ejemplo de cuando de chico iba a ver a Massacre, tipo 2001. Íbamos siempre las mismas 300, 400, 500 personas. Y ahora tocan en el Luna Park. Pero ¿por qué? Porque los agarró un sello hace dos o tres discos y salieron, no se, hasta en Utilísima. Obviamente que no creo que los deslegitime que haya sido así…

Hugo: Noooo, ¿Cuánto tienen ya? Como veinte años de carrera.

Recis!: Si, es eso lo que digo. Nunca te pasa a los cinco años, siempre tenés que estar, diez, quince, veinte años… O sea, me parece que todas las bandas que llegan a algo, muy entre comillas, son las que están hace muchos años dando vueltas…

Hugo: Yo creo que si le pones actitud, pasión y todo, puede tardar pero en algún momento va a llegar.

Josefina: Si, también tenés que saber estar en el lugar indicado en el momento indicado.

Hernán: Depende de cuál es tu ideal de éxito también. Hay gente quiere éxito a toda costa y a cualquier precio. Y hace cualquiera.

Hugo: Pero está bueno que ese romanticismo de muchas bandas de igual tocar. Massacre es un ejemplo, pero hay miles de bandas, y no solo en Buenos Aires sino en todo el país, que por ahí llevan bocha de gente y no los conoces… y viste, en algún momento les llega, o no. También hay bandas que tocan mucho tiempo y no sé si les interesa mucho tocar algún día en el Luna Park y eso.

Recis!: No, seguro. Pero todo el que tiene una banda, me imagino yo, al menos quiere tocar en las condiciones que decía el (Hernán) en La Trastienda, que te paguen, no tener que preocuparse por cosas ajenas a la música… esas cosas

Hugo: Si, obvio. En el momento que agarrás un instrumento soñás con eso.

Fotos: Agostina Kramer


Podes escuchar algunos adelantos del disco acá
Facebook