No hay agenda que alcance este 2018, viene NICK CAVE & THE BAD SEEDS también, el miercoles 10 de octubre en el Malvinas. - Vuelve MIKE PATTON, esta vez con su proyecto MONDO CANE. El show es el jueves 6 de Septiembre en el Gran Rex. - THRICE debutará en Buenos Aires el 28 de agosto en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - CIRCA SURVIVE se presentará en UNICLUB el sábado 8 de Septiembre. contacto
Los Brujos: El sábado en Quilmes

''Cuando empiezan a sonar nuestros instrumentos somos atemporales''

Por: Rodrigo Capeans - rodrigo@recis.com.ar

Los Brujos cumplen 30 años este 2018, y como en todo grupo que pasó a pertenecer a la categoría de clásico, las pulsiones entre la identidad originaria y la reinvención entran en conflicto. “Vamos mutando y nutriéndonos de cosas nuevas, pero hay otras que no cambiamos”, afirma Alejandro Alaci, vocalista del legendario grupo que ayudó a reinventar la escena alternativa de los ‘90.

¿Los cambios? Presentarse para ver desde la butaca y reversionar sus clásicos en formato electrónico, como lo da cuenta Brujotecnia, el álbum en directo que grabaron en la Usina del Arte. ¿Lo que permanece? La vitalidad de siempre, aquella que vuelven a mostrar en sus shows “de club”, como el que darán el 5 de mayo en el Club Tucumán de Quilmes.

Pero si hay una categoría que creen que les calza mejor, es la de seguir su propio ritmo: “cuando empiezan a sonar nuestros instrumentos somos atemporales”, asegura el guitarrista Gabriel Guerrisi. A pesar de los reveses (el año pasado la banda perdió a Ricky Rúa, uno de sus vocalistas), Los Brujos le hacen pelea a lo que viene mientras preparan una nueva placa para suceder a Pong! (2015), confirmando que volvieron para quedarse.


Recis!: Brujotecnia, el álbum en vivo que grabaron tras su paso por la Usina del Arte, revisita su catálogo con un sonido electrónico. ¿Cómo se planteó la idea?

Gabriel: Nos habían propuesto hacer algo especial y nosotros teníamos ya pensada la idea de hacer un show en el que todos los instrumentos fueran sintetizados. Lo planteamos de forma en que pudiéramos experimentar arriba del escenario, así que teníamos nuestras dudas; cuando improvisás no sabés qué va a salir. Pero la gente lo captó en seguida, pasaron por la experiencia como nosotros pensamos que tenía que ser: estar prendidos a la pantalla y dejarse llevar, casi sin tenernos a nosotros en cuenta en el escenario, ocultos un poco en penumbras. Éramos un puente entre la música y la pantalla.

Alejandro: Pero igual al final soltamos un poco en el último tema. Metimos Cemento y la gente se paró y se descontroló la cosa (risas).

Recis!: ¿Se puede encontrar ese “caos” de Cemento en la Argentina post-Cromañón de hoy?

Gabriel: Creo que todavía hay; no veo que esté todo “controlado”. En las bandas también hay mucha informalidad. En la época del Parakultural cargábamos equipo en el tren. Ese tipo de cosas sigue sucediendo, las bandas comienzan a tocar sin recursos. Le da un poco de “romanticismo” a la etapa under y hace tu genética. Pero lo que me parece distinto es que, por ejemplo, nosotros tocamos cuatro años en el under y yo no sé si hoy una banda se lo banca sin sacar un disco, remándola. Venimos de una generación que creía en la utopía esa de que grababas un disco solamente si te veía un productor que te tocaba con la varita mágica, porque se editaba en vinilo y eso para un grupo independiente era muy caro. Para bancarse una edición que realmente saliera en todo el país, dependías de una multinacional. Pero hoy en día con una notebook en tu casa lo hacés.

Recis!: ¿Qué tanto se ven influenciados sus nuevos experimentos por la música de ahora y el cambio de época?

Gabriel: Cuando empiezan a sonar nuestros instrumentos somos atemporales; nos metemos en nuestro propio mundo. Agregamos tecnología porque cambian los tiempos, pero a la hora de componer y de plantear un show seguimos nuestro propio mapa. A la música le conviene que Los Brujos no sigan ninguna tendencia. Nuestro aporte es tratar de que el oyente tenga un punto de vista extra y se deshaga de la realidad por el momento que dura nuestra música, para luego volver renovado. No tirarle la realidad por la cabeza como hacen muchos grupos.

Alejandro: Obviamente vamos cambiando y nutriéndonos de cosas nuevas, y eso se debe reflejar inconscientemente en la música como en Pong! , el disco anterior. Pero hay cosas que siempre mantenemos: uno no se puede desprender de las cosas de las que está hecho. Siempre va a estar Kiss detrás nuestro al igual que los grupos de la new wave, porque son la música que nos formó.

Recis!: Para Pong! hubo una suerte de trabajo “arqueológico” de tomar canciones que habían quedado de los 90s y mezclarlas con grabaciones nuevas. ¿Va a suceder algo similar para el nuevo álbum?

Gabriel: ¿Sabés que yo creía que sí? De esa época todavía queda un montón. Mucho grabado con Gabo, que fue nuestro primer bajista, y ahora que despedimos a Ricky hacia otro planeta quedaron cosas grabadas con él también. Arqueología podría haber, pero hasta el momento estamos tratando de atenernos a lo nuevo. Pero todo tiene su momento: Ricky nos dejó grabadas algunas canciones en demo, y hoy en día con la tecnología a un demo lo podés convertir y llevar lejos. Tenemos en puerta algún tema especial, para él. Pero respecto al disco en general, estamos enfocados en lo último.

Recis!: En entrevistas que realizaron surgía la incógnita sobre si sacarlo por partes. ¿Les plantea dudas editar en formato disco en el día de hoy, al cambiar la forma de escuchar?

Alejandro: Fuimos criados old school. En nosotros el concepto de disco es importante: en los ‘90 elegíamos los temas para el lado A y el lado B, también la introducción y el cierre… Lo que pasa tal vez ahora es que contamos con un estudio en el cual generar música en el momento. Y eso nos permite hacer un simple, o crear música que tenga otro tipo de salida. Tenemos por ejemplo la idea de grabar en colaboración con artistas conocidos. Ahora que contamos con esto no queremos desaprovecharlo: antes había cosas que se perdían.

Gabriel: Si escribíamos un tema por ahí lo tocábamos en un show, y como tardábamos en hacer un disco nuevo capaz que no entraba en un álbum y quedaba perdido en un vivo.

Alejandro: Mucha de nuestra mejor música la generábamos en vivo, los temas cambiaban todo el tiempo. También es porque te aburrís y eran los ‘90, una década en que experimentar estaba bien. Somos un grupo mutante. Pasaba que ibas a ver el show y nada que ver con el disco. A nosotros nos pasa lo mismo: ponemos un casete en vivo y no nos acordamos los arreglos que tienen los temas. Escuchamos qué hacíamos y tenemos que aprender de vuelta. En nuestro caso por muchas razones el cambiar la música era una estética más. También pasa porque somos un grupo de sala, de estar juntos. De amigos, más que de músicos. Después aprendimos a ser músicos.

Gabriel: Igual para Pong! empezamos a trabajar de otras formas no tan de sala, como via mail. Mandabas algo y volvía cantado, o con guitarra. Antes era en un estudio y las cosas se cocinaban ahí. Ahora el tema es virtual también.

Recis!: ¿No le quita un poco lo “artesanal”?

Gabriel: Estamos recuperando bastante de eso, pero en Pong! no se podía tanto porque como hablábamos antes era un trabajo más arqueológico, de cintas analógicas de la banda tocando en vivo todos juntos mezclado con canciones en archivos que iban y venían por mail. Está producido de tal forma que no se nota qué tema pertenece a cada parte. Hay instrumentos que están grabados en el ‘98 y otros de ahora en una misma canción. Igual hay algunas decisiones estilísticas en que nota a qué época pertenecen, como temas más ruteros como “Gagarin” o en los intros y outros, que son más de los 90s.

Recis!: Un tema como “Rolling Stone”, que habla de la figura siempre presente del rockero, ¿es de los '90 o de ahora?

Gabriel: Es de ahora. Tiene varias lecturas, al igual que todo el disco. Es un ejercicio que nos parece interesante, legado de la música de los 80s, de la época de los militares, en la que no se podían decir las cosas directamente. Soda Stereo cantaba “el régimen se acabó” en “Dietético”, y hablaban del régimen militar pero lo ponían en una canción sobre un régimen para adelgazar. Charly García tuvo que hacer mucho de eso. También Los Twists, que en La Dicha en Movimiento hicieron un gran disco lleno de doble sentidos. Nosotros en los 90s no teníamos esa presión, pero el lenguaje lo habíamos adquirido.

Recis!: ¿Y decidieron que Pong! debía tenerlo?

Gabriel: Sí, para Pong! los mensajes eran de a tres o cuatro lecturas por estrofa. ¿“Rolling Stone” sabés de qué habla también? De una anécdota que surgió el día en que murió Pappo. Sale la noticia e inmediatamente entra gente a su sala de ensayo y le roban las cosas. La letra habla de ese oportunismo, del músico dejado hasta tal vez por sus propios compañeros que entran a la sala y te afanan la guitarra. Pero también portarse “como un Rolling Stone” es portarse bien y portarse mal. Ir en un jet privado con la piel de boa alrededor del cuello, pero luego tirar el televisor por la ventana.

Recis!: Ustedes conocieron algunos músicos estilo “Rolling Stone”, al abrir para Nirvana e Iggy Pop. ¿Recuerdan esos momentos? Hasta se decía que para la canción “Very Ape” Nirvana había tomado de “Kanishka”.

Gabriel: Hay puntos que indican que podría ser cierto, pero nosotros no podemos asegurarlo. Deberían a lo sumo decirlo ellos. Pero lo que sí es cierto es que estaban copados con el grupo, nos habían pedido conocer. Nosotros pasábamos un momento bueno; estábamos en un “pico” de nuestra carrera, y ellos en el suyo. Había 30 mil personas saltando con Los Brujos también. A ellos les llamó la atención y habían pedido el disco que teníamos, y cantaban “Kanishka” porque les gustaba.

Recis!: ¿A Iggy también llegaron a conocerlo?

Gabriel: Hizo cuatro noches y siempre llegaba para su show. El guitarrista llegaba antes y lo llevó para vernos abrir. Cuando terminó pasó por el camarín y nos saludó. Creo que hasta esa noche salió a tocar con nuestra remera. Vino a vernos y flasheó.

Los Brujos se presentan el próximo sábado 5 mayo en el Club Tucumán de Quilmes. La cita es a las 23 hs y toda la data la pueden encontrar haciendo click acá